Los 36 municipios

Ciudad de Pézilla-la-Rivière

Un rico colono romano, Pecilius, fue probablemente el fundador de Pézilla y le dio su primer nombre: Villa Peciliani. Pesillà de la Ribera fue entregada a la Abadía de Lagrasse en el año 898, lo que la convirtió en una villa privilegiada en la Edad Media. Desde entonces, se ha dotado de una notable red de canales de riego que estructuran el paisaje y han contribuido siempre a la riqueza de la agricultura de Pézilla. La superficie del municipio es de 1.562 hectáreas y su altitud varía entre 40 y 243 metros.

Alcalde

Jean-Paul Billes

1

La historia

El centro histórico del pueblo es una cellera, construida sobre una pequeña colina y rodeada de murallas en el siglo XIV, con una puerta gótica llamada Puerta "Revelli". Los contrastes entre las tierras de regadío (regadius) y las de secano (aspres) son fuertes, y esta dualidad ofrece una serie de paisajes variados y complementarios, favorables a un desarrollo agrícola multiforme. El lecho del Têt está bordeado por un bosque litoral muy denso que ayuda a absorber el desbordamiento en caso de inundación. Más allá de este bosque y hasta las primeras terrazas, la llanura aluvial está abonada por una red de canales de riego, construidos a lo largo de la Edad Media. El mantenimiento y la conservación de esta red hidráulica, que también sirve para drenar las aguas pluviales, es un reto importante para el futuro del pueblo. En el siglo IX, el pueblo se instaló en un pequeño montículo de la llanura: es la actual cellera.

0

Pézillanais

Número de habitantes

La ciudad de Pézilla-la-Rivière tiene aproximadamente 3.791 habitantes. Sus habitantes se llaman Pézillanais.

IGLESIA DE LAS SAINTES-HOSTIES

El pueblo de Pézilla se desarrolló en torno a la cellera y a una antigua iglesia románica del siglo XI. A finales del siglo XIX, el desarrollo del culto a las Sagradas Hostias llevó a la construcción de la actual iglesia. 

La iglesia se enriqueció con una serie de obras de arte de gran variedad: un altar romano del siglo I dedicado a Diana y Apolo, que sirvió durante mucho tiempo como pila bautismal, un coro visigodo del siglo VI, piezas de orfebrería de los siglos XIV y XV, una estatuilla y estatuas barrocas del siglo XVIII, y un pequeño órgano del siglo XIX. Se inauguró el 3 de abril de 1893 con motivo del centenario de las Santas Hostias.

1